Reportaje fotográfico: Carranza

 

Hasta el 6 de enero 2019, se puede visitar en el Centro Niemeyer la Exposición Pedro Masevau pasión por Sorolla, promovida y organizada por la Fundación María Cristina Masevau Peterson y el Centro Niemeyer (Avilés, Asturias). La exposición presenta por primera vez cincuenta y ocho obras de Joaquín Sorolla y Bastida del coleccionista. Los cuadros recogen diversas temáticas con especial atención a asuntos relacionados con el mar y las playas.

Es una presentación singular para un espacio expositivo diferente como la Cúpula del Centro Niemeyer porque la propuesta de la exposición rompe con los modelos clásicos de los maestros Le Corbusier y Wrigth de recorridos progresivos y unidireccionales.

La transparencia total y de recorrido libre lo permite el uso de caballetes cuya base es un dado de hormigón que soporta un paño de cristal templado transparente del cual colgado el cuadro.

 

     

Los caballetes

Son un diseño de la arquitecta italo brasileña Lina Bo Bardi (1914 – 1992) creados para las pinturas del MASP Museo de Arte de San Pablo (que también diseñó), institución en la que se los utilizaron entre 1968 y 1996 y donde han sido recuperados recientemente para el mismo fin.

Con el uso de estos soportes se crea un diálogo entre dos grandes arquitectos brasileños de fama internacional, Oscar Niemeyer (1907-2012), arquitecto del espacio expositivo la Cúpula del Centro Niemeyer, y Lina Bo Bardi diseñadora de los soportes expositivos.

 

Fotografías y notas de color.

El Centro Niemeyer acoge en los laterales de la Cúpula dos exposiciones paralelas: “Sorolla en su Paraíso” y “Notas de Asturias”.

La primera es un conjunto de más de 70 fotografías que muestran al pintor rodeado por su familia y entorno de trabajo. La segunda lo hace mediante lo que el valenciano llamaba “notas de color”, pequeños óleos que solía pintar sobre tablillas o cartones cuando salía al aire libre, algunas de las cuales muestran paisajes asturianos, y en algunas ocasiones también en interior.

Ambas exposiciones se podrán visitar hasta el 6 de enero de 1919.