En el ámbito publicitario todo está posicionado, dentro de un orden, se sabe cuál es el trabajo de cada una de las partes intervinientes en el desarrollo de una campaña,  los medios, cronograma, duración, análisis de resultados, etc.
Inclusive de acuerdo al tipo de campaña, los montos de inversión, producto  y empresa se recurre a distintas agencias: regionales, nacionales o  internacionales.
Verbigracia, Mercede Benz, Rolex, Red Bull, etc., son clientes de agencias internacionales. Mientras el Gimnasio del barrio de cualquier ciudad se publicita a través de pequeñas agencias o directamente con las revistas y radios FM locales.

Durante los últimos treinta años
Las empresas de Arquitectura Ferial han ido sufriendo transformaciones, cambios generacionales denostando antiguos conceptos (“Son carpinteros”) hasta evolucionar al estadio actual sin conseguir un posicionamiento  dentro del marco específico de la actividad ¿publicitaria?
Su crecimiento en grandes líneas siempre resultó anárquico, con una clara división de figuras empresariales: proveedores oficiales, empresas asociadas a instituciones feriales, o aquellas “marginadamente ubicadas en el LIBRE MERCADO”.  Inclusive resultó vano el intento del hecho asociativo al desaparecer por causas conocidas las dos asociaciones del sector AIMFE y AEGESF.
 
Argumentos
Muchos son los argumentos utilizados en pro o en contra sobre la falta de posicionamiento empresarial. ¿Las causas? Entre otras: la diversidad de gremios intervinientes en todo el desarrollo del trabajo, la falta de un Epígrafe concreto dentro del ordenamiento administrativo, la disfunción de los horarios de trabajo semanal, las diferencias empresariales comparativas ante la existencia de empresas con 100, 50 o 15 empleados, la irrupción permanente de TERCEROS sin definición  de actividad específica ni antecedentes en concursos públicos léase: Estudios de Arquitectura, Agencias de Publicidad, empresas de otros sectores, etc., que resultan “ganadoras  curiosamente”… La diversidad y variables de valores  existentes en los llamados a concursos oficiales, sean Ayuntamientos, Autonomías o empresas del Estado, sin dejar de mencionar  los criterios particulares aplicados en las puntuaciones muchas veces incomprensibles y sin relación con los aplicados en un concurso anterior. Este conjunto de circunstancias dan lugar a una situación anárquica o caótica sin paliativos, que impide en buena medida la defensa de los intereses comunes de estas empresas.
 
Diversificación
Vale la pena describir, algunos de los trabajos diseñados y construidos por empresas del sector, estos pueden ser adjudicados en concursos, o llegar a través de terceros (intermediación bastante frecuente) o en forma directa (por falta de tiempo en su licitación, todo un mundo de circunstancias muchas veces dolosas conocidas como el caso Gurtel promovidas por la diligencia “política” de  distinta coloración).
La escenografía de las visitas del Papa; Juntas de accionistas; Congresos de más de 2.000 pax; Congresos de 100 pax en la 2ª planta (en céntrico hotel de 5 estrellas, sin montacargas ni facilidades técnicas); Desfile de las fuerzas armadas;
Alguna de las tantas Cumbres de la UE; Los espacios especiales electorales; Instalación de Carpas en presentaciones de futuras obras; Actos inaugurales;
Platos de televisión; Escenografías para debates políticos en TV y  de programas de TV; Presentación de productos; Tipificación y normalización de instalaciones comerciales; Desarrollo de Puntos de Venta; Junta de accionistas; Diseño y construcción de museos; Pasarelas de Moda; Masters de Tenis; Etcétera.
Como han leído ninguno de los mencionados trabajos está concretamente ligado a una feria pero en todos ellos participan en su ejecución  empresas de ARQUITECTURA FERIAL que han apostado por la diversificación ante la caída de facturación del sector ferial.  
 
Entrando en materia FERIAS
Existen en el mercado empresas de ARQUITECTURA FERIAL capaces de montar 5,10, 15 mil m2 de stand modular simultaneando en 3, 4 o 5 ferias dentro del país, sin desatender a sus clientes de diseño nacionales con montajes locales o en cualquier feria de la UE.
Esto tiene un nombre: Capacidad de realización, logística, y personal fijo suficiente para atender esa demanda de trabajo, siempre bajo la rigurosidad de los cronogramas y los días de inauguración.
Algunas de esas empresas son proveedoras OFICIALES de las instituciones feriales, estas en su afán de sanear sus resultados  económicos han entrado de lleno en el negocio. Lo que antes era solo la oferta de stand modular se ha transformado en un conglomerado de servicios que van desde los stands de diseño en sus carpetas comerciales hasta la compra de moqueta ferial y su instalación en los propios pasillos; los anclajes de techo; etc., pasando por adjudicaciones de sus trabajos a empresas asociadas  y al no dar abasto a recurrir a otro grupo de empresas para poder dar respuesta a las contrataciones directas en las que actúan como simple intermediarios estableciendo comisiones fijas o sacando el trabajo a subasta entre dos o tres empresas  logrando un mayor margen de utilidad.

Unilateralidad

Aquí debemos citar la unilateralidad en materia de costes aplicados por las instituciones feriales, como ejemplo el coste del m2 de stand modular permanentemente a la baja y últimamente a subasta, no se ha incrementado durante años. Valga por ejemplo el incremento sufrido por los Kerrs (anclajes de techo) ahora en EXCLUSIVA.

Toda la situación se debe a una absoluta falta de diálogo sobre costes entre proveedores e instituciones feriales, el criterio de llamar a concurso a la baja tuvo una única respuesta en el recientemente desaparecido Aderito Martínez de Grupo M6, “con esos costes según nuestros cálculos perdemos dinero, así que directamente no nos presentamos” en referencia a un llamado a concurso en Madrid.

Análisis de COSTOS

Sería positivo poder establecer una mesa sobre Análisis de COSTOS entre institución ferial e industria de Arquitectura Ferial  donde, con la información económica en mano, pudieran sentarse las bases sobre muchos aspectos poco claros en materia de actualización de costes, exclusivas, días de montaje establecidos y como derivado de ello el PAGO por trabajar con uno o dos días de antelación (los privilegios de las empresas Oficiales sobre ese aspecto),

horarios, derechos y obligaciones, Las empresas LIBRES tienen cada vez más difícil la consecución de nuevos clientes y mantener los de su cartera por el permanente acoso de las propias instituciones feriales y el de la competencia natural.

Trabajar GRATIS

Otro aspecto claramente perjudicial de las empresas es la GRATUIDAD de las presentaciones, sean estas de intermediación por las ferias o agencias de publicidad. Cada presentación tiene un COSTE perfectamente determinado  asumido directamente por la empresa. Aquello de proyecto y presupuesto gratis es una CUESTIÓN PENDIENTE a revisar porque resulta un anacronismo regalar HORAS DE TRABAJO en tiempos dónde un antenista de TV cobra por el desplazamiento y la reparación o no de la antena.

Solo el mantenimiento en una empresa de su staff de diseño significa una importante inversión anual,  y aun recurriendo a equipos free lance externos se logra equilibrar el saldo económico negativo.

Desde estas mismas páginas venimos argumentando desde hace años sobre las posibles variantes, algunas de ellas tomadas de las agencias de publicidad que convocadas a concursos tienen de antemano cubierta la inversión de la presentación de las tres finalistas, porque dentro del monto del llamado EXISTE UNA PARTIDA QUE CONTEMPLA LOS GASTOS DE PRESENTACIÓN a repartir equitativamente entre ellos.

Aplicando las mismas normas de la Administración sobre los porcentajes de garantías exigidos en las presentaciones, las empresas de ARQUITECTURA FERIAL están en condiciones de plantear ante la Administración que se incluya la reserva de un porcentaje proporcional de cada concurso destinado a pagar los gastos de presentación de por lo menos las que hayan quedado entre las tres primeras en el concurso.

¿Es esto disparatado?, ¿Es un monto desequilibrante para determinados concursos?, ¿Tanto cuesta demostrar con números en mano esa inversión?

¿Hay algo ilegal en pretender cobrar por lo menos el coste de la presentación de aquellos que quedaron segundos y terceros? Estamos hablando de la Administración Pública, ya llegará el momento de aplicar el mismo criterio en la actividad privada.

Libro Blanco de CONCURSOS

Como derivada de lo anterior existe la necesidad  puntual de establecer un reordenamiento de todas y cada una de las normas de los llamados a concursos públicos, básicamente en la UNIFICACIÓN de tiempos de presentación,

revisando los casos de presentación “durante julio, agosto” o aquellos llamados de “miércoles con presentación el próximo lunes” y los CRITERIOS aplicados

en las VALORACIONES,  PUNTUACIÓN, etc.

Resultará positivo crear conjuntamente entre ADMINISTRACIÓN y EMPRESAS de ARQUITECTURA FERIAL las bases de un LIBRO BLANCO de CONCURSOS EXCLUSIVO que sirva como base a una nueva LEGISLACIÓN en la materia.

Posicionamiento

Todo un detalle a tener en cuenta y a desarrollar: no existen estadísticas económicas ni laborales sobre la repercusión en el PIB, ni dentro de la inversión publicitaria,  generada directa e indirectamente por las empresas de ARQUITECTURA FERIAL.