“La seguridad de los seres humanos pasará siempre antes de la maximización de nuestros beneficios”.

 

Así tranquilamente mintió uno de los capos del “Cartel Tecnológico” ante un grupo de Eurodiputados de distintos partidos. Allí, Mark  Zuckerberg, el multimillonario dueño de Facebook, más fresco que una lechuga, pidió perdón admitiendo que su empresa no hizo lo “suficiente para impedir la utilización de nuestros útiles con fines nocivos: falsas informaciones, terrorismo, etc. Hemos tomado conciencia de nuestras responsabilidades. Ha sido error. Lo siento y pido disculpas”, dijo el responsable de la plataforma social al dar explicaciones sobre el “uso” de los datos de87 millones de usuarios de Facebook –2,7 millones eran europeos– orquestada por la firma de marketing político Cambridge Analytica y cuyas manipulaciones influenciaron tanto el voto a favor del Brexit en Gran Bretaña como el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos. El dirigente de Facebook reconoció el peso de esas injerencias cuando dijo que su compañía estaba trabajando con dispositivos de inteligencia artificial para impedir que en las próximas citas electorales europeas “alguien pueda interferir”.

Claro, resulta sencillo disculparse por la “pérdida” de 87 millones de datos a él y sus socios  de Facebook quienes administran los perfiles de más de dos mil millones de abonados. Zuckerberg no mencionó la enorme responsabilidad de su empresa en la venta de datos personales a terceros, o el uso de esos mismos datos para elaborar perfiles y diseñar campañas publicitarias teledirigidas en la red y dónde haga falta. Cambridge Analytica es uno más de los escasamente conocidos abusos cometidos por Facebook a costa de sus usuarios.

 

Las empresas del “Cartel Tecnológico”:Amazon, Apple,  Facebook y Google amasaron su fortuna en base al manejo impune de la información recibida de sus “usuarios”.

El Reglamento General de Protección de Datos de la UE, llega tarde, porque los del “Cartel Tecnológico”, han hecho, y seguirán haciendo sus “negocios” con el tratamiento y manejo de la información acumulada.

¿Existe algún mecanismo de control legal sobre ello?

¿Alguien puede impedirles que sigan vendiendo información?

¿Nos pedirán autorización los del “Cartel Tecnológico” para continuar utilizando nuestros datos?

Cómo medio Técnico editado desde hace 35 años ¿Deben las instituciones feriales, palacios de congresos, empresas de Diseño y Construcción de Stands, asociaciones sectoriales, Cámaras de Comercio, etc. Solicitarnos autorización para enviarnos sus NOTICIAS?

Utópicas preguntas.

 

Parafraseando a Tancredi en “El Gatopardo”:"Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie"

"¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado". "…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está".