Como España se apresta cambiar las reglas del juego que regulan las manifestaciones públicas, un grupo de opositores a la medida decidió cambiar también su forma de protestar.

Y el resultado fue un tanto espectral: más de 2.000 hologramas de manifestantes de carne y hueso marcharon el pasado viernes 10 de abril en Madrid, como un ejército de fantasmas vagando por las calles de la capital española.
La protesta tuvo como blanco la denominada "ley mordaza", como se conoce a la Ley de Seguridad Ciudadana, aprobada en diciembre pasado por el gobernante Partido Popular.
Y la presencia de las imágenes virtuales ayudó a recordar que protestar en persona sin autorización será considerado falta grave a partir del próximo 1 de julio, cuando la ley entre en vigor.
Como se hizo:
Las imágenes se recogieron a través de una web creada al efecto, Hologramasporlalibertad.org, y aunque los participantes no estaban físicamente, sí estuvo su imagen tridimensional. Durante dos semanas personas de todos los puntos geográficos del mundo, también de Latinoamérica, se escanearon para participar.
Y al final no sólo había imágenes de personas marchando con pancartas, sino que también se grabaron los gritos y cánticos. 

Tomado textualmente de la BBC.