______________________________

 

 

Xantar: una FERIA ÚNICA

El Salón Internacional de Turismo  Gastronómico  es una fórmula ferial única  desarrollada por el equipo de Expourense dirigido por Alejandro Rubín. El Salón que celebró su 20 Aniversario, en Ourense (Galicia, España),  conjuga cuatro elementos básicos del Marketing Ferial: el producto, la experiencia práctica, el resultado y el público visitante.

 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________

       

 

La exposición invita al visitante a un viaje por los orígenes, el presente y el futuro de la inteligencia humana y de uno de sus proyectos más ambiciosos la Inteligencia Artificial (IA).

Nuestros más remotos ancestros crearon instrumentos rudimentarios -tecnologías- de piedras y huesos, que desempeñaron un relevante papel en la supervivencia de la especie.

Hoy creamos computadoras y programas de IA, que corroboran el extraordinario avance del conocimiento humano y anuncian importantes transformaciones en nuestras sociedades.

La película que mejor ha trazado esa transición es 2001 Una odisea del espacio, de Stanley Kubric, estrenada hace ahora 50 años. Inspirada en 200, la exposición está articulada en tres ejes temáticos: El despertar de la inteligencia. En el universo de la IA y El futuro de las inteligencias y más allá del infinito. La muestra (finaliza el 17 de febrero 2019) establece analogías entre escenas de 2001 acompañada de documentos y manuscritos originales de Kubric, y una selección de piezas y obras significativas que permiten descubrir la relación entre seres humanos y máquinas “pensantes”. La estructura narrativa se articula en torno a diez preguntas, que planean aspectos relevantes acerca de la inteligencia humana y de las potencialidades de las tecnologías de IA.

El primer eje temático de la exposición (realizada por Intervento) versa sobre el cerebro humano y sus redes neuronales, que propician nuestra mente simbólica inteligente y la capacidad de invención de instrumentos.

Kubric se inspiró en “Así habló Zarathustra”  de Friedrich Nietsche,para abordar

las etapas de la inteligencia humana. La pregunta del filósofo alemán “que es el mono para el ser humano” encuentra su paralelo en la famosa elipsis temporal de 2001, que enlaza el hueso – arma prehistórico lanzado al cielo con la bomba atómica orbital. La escena desvela en segundos, millones de años de evolución de la inteligencia humana aplicada a los instrumentos.

Una réplica videográfica del interior de la nave Discovery de 2001 introduce al visitante en la esfera de HAL 9000 y, con ello en el universo de la IA. En el segundo eje temático articulado en torno a ocho preguntas se establecen relaciones entre inventos precursores del IA y ejemplos aplicados de las tecnologías más avanzadas de IA, como el aprendizaje automático o las redes neuronales artificiales.

Aparte de la indagación sobre la posibilidad de que una máquina pueda pensar, las obras expuestas exploran, por un lado, la actitud “creativa” de la IA (como los dibujantes robóticos autónomos de Human Study) y, por otro, la capacidad de visualizar y extraer datos de nuestro cuerpo (como en la instalación DATA / ergo sum, de 3d interactivo).

A través de piezas e instalaciones interactivas, se lanzan, además, otras cuestiones fundamentales: ¿Puede un sistema de IA dominar el lenguaje humano? ¿Puede un sistema de IA dominar el lenguaje humano? ¿Puede un sistema de IA actuar de forma autónoma? ¿Puede un sistema de IA controlarnos? ¿Puede la IA tener emociones? ¿Puede la IA cambiar nuestras vidas?

La última parte de la exposición aborda el porvenir de la inteligencia humana y la relación con la IA. Las investigaciones apuntan a potencial simbiosis cerebro – ordenador para incrementar nuestras capacidades o interactuar con tecnologías a través del pensamiento, que podrían conducir a un futuro ser transhumano.